Vacío

Total: 0,00 €

FAQ

JamónJamón es la puerta de entrada a una dinastía de comerciantes con más de 2 siglos de historia.

Como herederos de Bernabé Sánchez conocemos el mundo del cerdo ibérico desde la pasión y la tradición. Lo hemos vivido desde la cuna.

Enclavados en pleno corazón de la Sierra de Gata, en un enclave privilegiado, rodeados de Dehesas de una purísima calidad. Nuestra tradición es la primera carta de presentación de nuestro sitio en línea.

Nuestros productos e instalaciones siguen estrictos controles sanitarios y de calidad. Los productos que adquiera en nuestra tienda llegarán a su casa desde nuestras instalaciones sin intermediarios añadidos, en el menor de los plazos y con la máxima calidad garantizada.

No nos atamos a una marca, porque un solo productor puede certificar una calidad estricta en los procesos, pero no de cada pieza. El jamón ibérico es un producto vivo que difiere en cada pieza. Por eso en JamónJamón seleccionamos cada una de las piezas unitariamente para poder certificar el sabor y máxima calidad de cada pieza.

Espere por lo tanto una variación en los productores de nuestros jamones que se explica por la selección de cada pieza. Si un jamón es JamónJamón, certificamos que será un gran jamón.

El jamón serrano o jamón ibérico son dos productos muy distintos. Tanto que provienen de distinto animal, alimentación y elaboración.
Como podrían serlo también otros jamones provenientes de la tradición europea: Prosciutto di Parma, Prosciutto di San Daniele, Jambon de Bayonne o el Presunto de Chaves o del Alentejo.

En el caso del jamón serrano proviene de cerdos de razas Duroc, Large White , Landrace o Pietrain. Son criados normalmente en régimen intensivo, estabulados y su principal alimentación son los alimentos compuestos con un elevado porcentaje de cereales.

El jamón ibérico proviene de cerdos ibéricos que viven en libertad durante el periodo de engorde en las dehesas y se alimentan de bellotas, hongos, frutos y otros alimentos naturales.

Tanto la crianza como la elaboración de las piezas ibéricas requieren de un periodo de tiempo más dilatado que en el caso del jamón serrano. El jamón ibérico está regulado por el Real Decreto 1469/2007, norma que se encarga de definir las razas de cerdos autorizadas con el fin de proteger la denominación ibérico y de esta manera evitar los fraudes.

Todos los jamones y productos ibéricos que ofrecemos en nuestra web son exclusivamente provenientes de cerdos ibéricos.

Sí, popularmente, se conoce al jamón ibérico como jamón de pata negra.

El término pata negra hace referencia al color de la pezuña del animal. Este es un rasgo que distingue al ibérico de otras especies, pues solo se da en el ibérico, pero no es un rasgo excluyente puesto que no todos los ibéricos tienen la pezuña negra.

Por lo tanto solo los cerdos ibéricos pueden tener la pezuña negra, aunque no todos tienen esta característica.

Cuando hablamos del aprovechamiento de una pieza de ibérico debemos tener en cuenta que se desecha la corteza, el exceso de grasa exterior fundamental para el proceso de curación y el hueso.

Con todo ello el aprovechamiento durante el corte de la pieza supone aproximadamente un 43% en el caso de los jamones y un 40% en el caso de la paleta.

Si bien es cierto que algunos de estos productos residualmente tienen un aprovechamiento importante en la gastronomía española, por ejemplo el hueso de jamón en la elaboración de de potajes y caldos.

El loncheado al vacío ofrece una serie de ventajas que deben tenerse en cuenta: es un formato cómodo, que permite una conservación óptima y una dosificación apropiada.

Aconsejamos siempre su consumo inmediatamente después de la apertura del sobre, y mantener éste a temperatura ambiente para su consumo.

La temperatura óptima para su conservación será de 15 grados, en un lugar seco, respetando el envase que papel para aislarlo de la luz, y sin abrir el sobre plástico, para que conserve sus cualidades organolépticas.

Nunca consuma su jamón a la temperatura del frigorífico, ya que no podrá disfrutar de todas sus cualidades.

Los productos loncheados a mano por nuestro maestro cortador Laureano Martín permitirán conseguir uno de los valores más preciados en el universo del jamón: el corte perfecto.

Se dice que el jamón ibérico se ennoblece con un buen corte. Un mal jamón, bien cortado, puede dar un buen plato de jamón. Un gran jamón, mal cortado, puede ser una ruina. El jamón no puede ser cortado a máquina, necesita de unas manos expertas y artesanas, para poder ser degustado a conciencia.

Como todo aficionado sabe, el valor añadido de un buen corte es una de las diferencias fundamentales que separan un gran producto de otros productos industriales de menor calidad.

Con un producto loncheado a mano usted podrá disfrutar en definitiva del mejor producto, en las mejores condiciones, como si estuviese en Extremadura.

Existen algunos jamones ibéricos que se deshuesan al ser producidos y se cortan a máquina.

A pesar de ser un producto interesante, sus cualidades organolépticas y sensoriales son notablemente diferentes. Las razones son varias:

  • La curación es notablemente diferente por la ausencia del hueso.
  • El corte no sigue ni respeta los diferentes cortes y sabores que atesora un jamón.
  • El corte a máquina calienta la grasa infiltrada en las células musculares del jamón, lo que hace que su sabor cambie.

Cuando empezamos a consumir una pieza de ibérico y queremos conservarla en las mejores condiciones, lo principal es mantenerla en un lugar fresco y seco, idealmente a una temperatura de 15 grados.

Si se pretende alargar su consumo, se aconseja empezar por la parte más fina del pernil, ya que al contener un menor porcentaje de grasa, es más propensa a endurecerse.

Para conservar la zona de corte es aconsejable cubrirla con el exceso de grasa que se desecha cuando empezamos a cortar la pieza. También se puede cubrir la zona con un paño de algodón empapado en aceite de oliva.

Para conservarlo 15 º C.
Para cortarlo 23 ºC.
Para su consumo, temperatura ambiente (entre 15ºC y 25ºC).

Por favor, no. No es lo más recomendable.

Sólo en el caso de que sea un sobre de jamón loncheado, abierto con anterioridad, atemperando antes de su consumo y con la recomendación encarecida de su consumo inmediatamente posterior a la apertura.

No existe una respuesta clara. Al igual que en el mundo del vino, depende de muchos factores, no existe consenso ni una respuesta concluyente.

¿Es mejor un jamón de Montánchez, uno de Guijuelo o uno de Jabugo?

¿Casa Bautista de Montánchez, Joselito Gran Reserva, Alba Quercus de Maldonado o 5J Sánchez Romero Carvajal?

Cada jamón es una pieza viva, que depende de cada pieza y de cada montanera. Es bajo el respeto de las normas y de la tradición más estricta, donde podemos seleccionar la mejor pieza y certificar que ésta es de una calidad excepcional.

Y después de todo ello, está el corte, del que como ya hemos visto, dependerá la plena satisfacción de cada cliente.

Por eso en Jamón Jamón seleccionamos cada pieza y no nos atamos a un solo productor, ya que solo así podemos garantizar que nuestro jamón es excepcional, con independencia de los factores que puedan afectar a la producción.

Esta pregunta proviene de uno de los mitos más extendidos del jamón y del cerdo ibérico, la conveniencia de elegir el jamón derecho. Esto se explica porque se dice que el cerdo solo duerme por el lado izquierdo. Esto no es cierto, la observación de los cerdos en la dehesa muestra que lo hacen indistintamente, y que incluso los mismos sujetos (como los humanos) no duermen siempre apoyados en el mismo lado.

Por lo tanto, no podemos concluir que sea mejor un jamón izquierdo u otro derecho, si no que cada pieza seleccionada individualmente será mejor o peor, independientemente de que sea zurdo o diestro..

Se distinguen 4 categorías distintas según la alimentación y el tipo de crianza que ha recibido el animal:

  • Bellota: Cerdos alimentados en su fase de engorde exclusivamente de bellotas y pastos de la dehesa. En la categoría de ibérico suponen el 20,3 % de la producción total de 2010.
  • Recebo: Cerdos alimentados con bellotas y pastos de la dehesa complementados con piensos en la fase final del engorde.
  • Cebo de campo: Cerdos que en su fase de engorde han sido alimentados con piensos en terrenos al aire libre.
  • Cebo: Cerdos alimentados a base de piensos en recintos cerrados. En la categoría de ibérico suponen el 64,4 % de la producción total de 2010.

El jamón ibérico está regulado por el Real Decreto 1469/2007 y establece la clasificación del jamón ibérico por calidades quedando definida por dos aspectos: genética del animal y su alimentación.

  • Según la genética:
    • Ibérico 75% de pureza (87% de la producción total del sector ibérico en 2010).
    • Ibérico puro 100% de pureza (13% de la producción total del sector ibérico en 2010).
  • Según la alimentación:
    • Bellota
    • Recebo
    • Cebo de Campo
    • Cebo.

Enclavados en pleno corazon de la Sierra de Gata, en un entorno privilegado rodeados de dehesas de una purísima calidad, nuestra tradición es la primera carta de presentación de nuestro sitio en línea.
Desde Moraleja, Cáceres, hogar de algunas de las ganaderías de toros bravos, míticas en el mundo del toro, como es Victorino Martín, se divisan las sierras de Gata, Hurdes y Bejar. A un paso de Portugal, se convierte en un enclave con un clima condicionado por la montaña y el valle del Alagón.
Moraleja es un enclave privilegiado de Extremadura, entre Salamanca y Portugal,corazón del producto ibérico.

Aceptamos exclusivamente dos sistemas de pago:

  • Tarjeta de crédito o débito en nuestro TPV virtual:
    El TPV Virtual es el sistema más seguro para la utilización de las tarjetas de crédito.Garantiza que los datos de la tarjeta serán encriptados directamente del comprador al banco intermediario evitando que sean conocidos en ningún momento por el vendedor.
  • Mediante transferencia a través de Paypal.
    Paypal es un sistema sencillo, rápido, seguro y gratuito para nuestros clientes.

Atendemos todos los países de la Zona Euro y del territorio europeo.

Si usted es residente en un país tercero con restricción de acceso a productos alimentarios o concretamente a productos derivados del cerdo ibérico, y aún así quiere que se realice el envío, JamónJamón no se responsabilizará de los retrasos o problemas de aduanas que pueda ocasionar en el caso de que el producto sea retenido.

El cliente será el responsable del conocimiento, comprensión y respeto a dichas reglas.

Los envíos se realizan por dos medios:

  • Vía mensajería urgente.
  • Vía correo ordinario.

En la mayoría de los países solo está disponible el envío por mensajería urgente puesto que el envío por correo ordinario no ofrece ninguna ventaja.
Por conservación y rapidez del envío recomendamos el envío por mensajería, aunque cuestiones de aduanas pueden recomendar la utilización del correo ordinario.

Por mensajería el plazo de envío desde la recepción del pago hasta la recepción por parte del cliente es generalmente de 2 a 3 días laborables en España, 5 en el resto de países de Europa.

El plazo máximo de entrega garantizado para España es de 7 días y 10 días el resto de Europa.

Para otras zonas dependerá del trasporte y aduana, pero intentaremos hacer lo mejor.

La empresa de transporte acudirá a la dirección indicada para el envío, por lo general en horario de oficina, respetando cualquier especificación que nos realizara a la hora de tramitar el pedido.
Si no hay nadie en el momento de la entrega, el transportista dejará un aviso con un teléfono de contacto, para acordar un nuevo intento de entrega.
Si en el segundo intento el transportista tampoco pudiera entregar el paquete por no encontrarse para atenderle, el destinatario deberá recoger el pedido en la oficina más próxima de la empresa de transporte.

Sí, para países ajenos a la Unión Europea. El cliente proveniente de países terceros será el responsable de conocer la legislación de su país.

Si usted es residente en un país tercero con restricción de acceso a productos alimentarios o concretamente a productos derivados del cerdo ibérico, y aún así quiere que se realice el envío, JamónJamón no se responsabilizará de los retrasos o problemas de aduanas que pueda ocasionar en el caso de que el producto sea retenido.

Sí, y efectivamente, es un gran regalo en muchas ocasiones.
Este es un servicio que realizamos con mucha frecuencia, especialmente en eventos y fiestas especiales.

A la hora de realizar un envío, usted podrá elegir una dirección alternativa para el envío.

Un buen gourment, sabrá agradecerlo.

  • Nuestros productos están totalmente garantizados. Han pasado rigurosos controles de calidad y todos los registros sanitarios precisos.
  • Nuestros productos han sido seleccionados personalmente por expertos que han pasado su vida entre ibéricos, eso garantiza su calidad.
  • Nuestra gama de productos no es fija. Siendo los productos ibéricos elementos vivos, seleccionamos nuestra gama de productos con criterios estrictos de calidad. Eso significa que no nos comprometemos con un único productor, lo que nos obliga a un trabajo constante de selección. Así aseguramos el máximo compromiso por la calidad por parte de los productores. Todo para garantizar la máxima satisfacción de nuestros clientes.
  • Todos nuestros productos tienen una garantía de satisfacción de 6 meses. Si usted no está completamente satisfecho con el producto recibido, háganoslo saber en la dirección confianza@jamonjamon.eu y sin coste añadido para usted gestionaremos la devolución y envío de un nuevo producto.

Todos nuestros productos tienen una garantía de satisfacción de 6 meses. Si usted no está completamente satisfecho con el producto recibido, háganoslo saber en la dirección confianza@jamonjamon.eu y sin coste añadido para usted gestionaremos la devolución y envío de un nuevo producto.

Todos los datos recabados de nuestros usuarios están sometidos al Compromiso de Privacidad, de acuerdo con los principios de la la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, (LOPD)

En cumplimiento del artículo 30.4 de esta Ley, los usuarios tienen derecho a oponerse previa petición y gratuitamente, al tratamiento de sus datos, en cuyo caso serán dados de baja, eliminando sus informaciones.

Para ejercitar estos derechos, basta con enviar un e-mail a: privacidad@jamonjamon.eu.

Una de las preguntas que todos los aficionados nos hacemos,en un momento dado, es cómo se corta un jamón para disfrutarlo apropiadamente.

Cortar correctamente un jamón ibérico es un arte (existen incluso competiciones y numerosos records de corte) y su perfeccionamiento lleva años.

Del corte, depende el resultado final de cada plato.

Sin ser un experto, con unas sencillas recomendaciones, se pueden conseguir buenos resultados:

  • Seguridad:
    • Utilizar un soporte apropiado, que permita mantener el jamón bien firme, idealmente un jamonero.
    • Durante el corte, la mano contraria a la del cuchillo debe estar siempre a mayor altura que la mano del cuchillo, esto evitará posibles cortes.
    • Mantener el cuerpo en una posición retirada de la zona de corte, por la misma razón.
    • Cortar lentamente, sin aplicar demasiada fuerza, por lo que el cuchillo deberá estar perfectamente afilado.
  • Material necesario
    • Un Cuchillo jamonero, especial para cortar jamón. Muy afilado, de hoja larga, estrecha y flexible, que permite realizar cortes finos y precisos, y ajustar el movimiento al perfil de la zona de corte.
    • Un Afilador que permitirá mantener el cuchillo en perfectas condiciones de afilado, lo que nos ahorrará problemas.
    • Portajamones o soporte jamonero que permite posicionar en optimas condiciones la pata o paletilla.
  • Así mismo, es muy conveniente disponer de:
    • Una serie de cuchillos pequeños de hojas más anchas y fuertes para realizar cortes precisos en las zonas más angulosas de la pieza y eliminar la corteza.
    • Trapo de cocina: para cubrir el jamón una vez finalizada la sesión de corte. Existen partidarios de que este trapo se unte en aceite de oliva aunque no existe un consenso en este punto.
    • Pinzas para manipular los cortes del jamón y colocarlas en el plato con la máxima higiene.

Proceso:

  1. Colocar el jamón

    El soporte jamonero deberá colocarse a la altura y posición óptimas para que el corte se realice cómodamente.

    Si se va a consumir todo el jamón en poco tiempo (1 o 2 días), se comenzará a cortar por la maza, zona principal. Para ello se situará el jamón con la pezuña hacia arriba.

    Si se va a consumir durante un periodo más prolongado, se comenzará por el reverso, la babilla o contramaza, para evitar que esta zona pueda resecarse, al contener menos grasa. Para ello colocaremos el jamón con la la pezuña hacia abajo.

  2. Pelar el jamón

    Comenzaremos retirando la piel y la grasa exterior que cubren la zona que vayamos a consumir, hasta que aparece la carne.

    Si se va a consumir entero se retirarán todas las partes sobrantes, con la ayuda del cuchillo pequeño. Si se va a consumir poco a poco es mejor solo descubrir las partes que vayamos a tratar.

    Conviene limpiar el entorno de la zona de corte los mohos y grasas rancias para suprimir sabores desagradables que desvirtúen su sabor.

  3. Cortar el jamón en lonchas (loncheado)

    Una vez limpia la parte que se pretende cortar, comenzaremos a realizar lonchas muy finas (casi transparentes) de unos 6 o 7 cms de largo. Los cortes serán siempre paralelos entre sí y en dirección opuesta a la pezuña, dejando siempre tras cada corte una superficie plana, uniforme y sin estrías.

    Es importante que la superficie restante sea plana, que no realicemos un valle en la superficie del jamón, ya que impedirá el aprovechamiento pleno del mismo.

    Cuando se corta la maza, más jugosa e infiltrada, se aconseja combinar las lonchas de dicha zona con algunas de la cadera y del codillo.

    Al llegar al hueso de la cadera, se hará un corte incisivo alrededor del hueso para que las siguientes lonchas salgan limpias de esta zona.

    La carne más próxima a los huesos que no puede cortarse en lonchas, se dispondrá en tacos, que pueden consumirse directamente o formar parte del acompañamiento de muchos platos de nuestra gastronomía.

    Al terminar el corte de la maza, se dará la vuelta al jamón, para atacar la babilla o contramaza.
    El hueso de jamón se podrá utilizar para realizar excelentes caldos y potajes.

  4. Presentación
    Se dispondrán las lonchas uniformemente en un plato o bandeja sin solapar (o sólo ligeramente) ni acumular unas encima de otras.
    Es preferible servir otro plato antes que superponer lonchas de jamón sobre el mismo recipiente.